Shooted by Lisa Preußner

 

/ESP /CAT /ENG

Detrás de la apariencia robusta y hermética de estas obras, hay un concepto profundo que vertebra y pone en relación tres estados de ánimo: el estrés, la relajación y la euforia.

La colección es el resultado de la exploración de diversas técnicas tradicionales: incalmo, swedisch, overlay, gradiente y pop of punty a la que hay que sumar, una investigación personal sobre la degradación del color en el vidrio soplado.

+

El primer gradiente de color violeta representa una zona de tensión. El color es intenso y es el punto donde todo empieza. Esta tensión se va reduciendo gradualmente, se vuelve transparente y empieza a replegarse hacia dentro hasta que la energía la acoge y lentamente empieza a resurgir de su propio cuerpo como un fénix. El punto de contacto entre los dos cuerpos emocionales, obtenido gracias a una técnica llamada incalmo en el que el cilindro sigue creciendo, significa un nuevo comienzo, una nueva fase en la que la tensión ya ha terminado y donde con un suave degradado de color, la euforia se erige triunfante por encima de la zona de estrés.

Phoenix es el relato visual de la evolución de un estado anímico.

It is all about process