Shooted by Mireia Rodriguez

 

/ESP /CAT /ENG

Las Escatas -opacas, traslúcidas o transparentes- son el resultado final del proyecto Contemporary colored glass. Research and investigation, becado por el Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya, en residencia en el Taller de Vidre del Museo de Vimbodí i Poblet (Tarragona)

En el vidrio soplado se trabaja, por inercia, del centro hacia fuera. Aquí he querido hacerlo hacia dentro, una zona escondida, de misterio, quizás incluso una zona de protección/refugio, procurando potenciar la verticalidad de la pieza y dar sensación de fluidez con una forma convexa.

Las piezas hablan poética y contemporáneamente de las combinaciones sociales, de quien tiene el dominio, de quien no, de la unidad, de la unión, de la dispersión, de la luz y la oscuridad.

Pensando en cómo es a nivel molecular el vidrio opaco -múltiples partículas de cristales formados por los óxidos metálicos rompiendo la direccionalidad de la visión a través del vidrio-, imagino una invasión de pequeños seres atrapados dentro. La unión de todos ellos los fortalecería y no permitiría ver a través. Un color en degradación, en cambio, podría ser una conquista, una derrota o una extinción. Un topo de color, una agrupación de individuos diferentes. Dos colores, una sociedad compartida o incluso el nacimiento de una amistad.

El caso es que estas sociedades necesitarían un mundo donde vivir y es aquí donde entra en juego la forma, la escama (en mi lengua materna, escata). Gracias al color podríamos hablar de cuál es más neutral, pura, estridente o maligna.

La colección ha sido diseñada con la colaboración del escultor David Roa.